viernes, julio 15, 2016

Canibal

Huyo y huí,
huyó e intuyo,
que no,
la mentira no estuvo bien,
pero debo dejar la espera en la olla ,
entre la sal y el condimento ,
en el amor,
salir del calor de este baño,
en donde me acompañan papas zanahorias,
y tus risas desesperadas,
huyó,
y no vuelve,
huyo
y no vuelvo donde tus melifluos ojos me desgarran,
encontrando apasionante tu caníbalesca mirada,
revendo y recalculo mis prioridades
deseo estar contigo,
sin que mis pedazos anden por todo el lugar,
sin que existan niveles de dolor que empiece a desconocer,
o al final,
la solución es mas terrible
pero aún no creo que sepa mejor tu carne que la suya o la mía.
Publicar un comentario