sábado, mayo 14, 2016

Memoria

como ceniza que se lleva el viento
de un carbón en extinción,
reclamando volver, y hacer llama,
y  no comprende y clama,
ser ceniza de un árbol que llenó de vida,
llenó de frutos,
llenó de flores los caminos,
aún recuerdas sus brotes,
sus aromas,
y allí estando no estás,
y como estar?,
y como no estar?
si van bajando ,
si van perdiéndose,
si van alejándose,
y no los veo,
se pierden en el horizonte,
y corro a buscarlos,
y allí al cansarme y al alzar los ojos,
veo la ceniza que se lleva el viento,
y que no puedo alcanzar,
apenas empiezo a comprender porque se va,
porque no vuelve ,
porque lo pierdo,
así se pierde,
porque lo dejo irse,
ya todo es distinto,
eso ya no es parte de mi,
ya no es mio,
no está en mi.

Publicar un comentario